Lema año 2019

RADIO PIRATA INNOVACIÓN START UP. 21-12-2018

Transcripcion gentileza Loana:

J.L. Padilla: Buenas tardes señoras y señores, bienvenidos a Comunicacionestian 24h y más, bienvenidos a Radio Pirata. Radio Pirata hoy en su sexto encuentro –llevamos cinco así es que éste es el sexto-. Sexto encuentro con ustedes, aquí, desde Kundalini Records, en… el ideograma viviente Tian, en la localidad de Pozo Amargo, provincia de Cuenca, España, Spain, esto es la Escuela Neijing. Bienvenidos a Radio Pirata Innovación Startup.

¿Y esto?, ¿y esto…?

Pues sí, esto viene a costa… a costa… a costa de las costas, las costas de China, las de España, las costas… Las costas son las costas. Esto viene a propósito… ¿Por qué innovación? ¿Es que acaso la piratería es una innovación? La piratería es una innovación permanente, constante. O sea el pirata tiene que estar permanentemente innovando. Porque si no innova, su arte de piratear no funciona.

Ya, ya sabemos que por supuesto la piratería está prohibida hoy en día. Bueno, se prohíben tantas cosas, ¿verdad? Y, bueno, nosotros hacemos una piratería a Comunicacionestian porque es lo oficial, lo establecido, tal y cual, entonces nos metemos en su onda… nos llevamos más o menos bien, hacemos estraperlo, nos cambiamos favores, chucherías, cafés, chocolatinas, chicles, bombón helado… y, bueno, me dejan.

El caso es que ¿por qué “innovación” y “startup” –poner en marcha, startup-? Startup… Si me hacen un zoom, enseguida lo van a ver. Y como tienen una máquina extraordinaria los técnicos para hacer un zoom… que se ponen ya de paso a conocerlo todos…Para que lo vean… Y ahí va… Está sí. Yo lo acerco un poco más y ellos le dan un poco de definición… ¿Y lo ven? Pues ya lo han visto. ¿Y qué pone? “Calendario Oracular 2019. Año de la Innovación Startup”.

No, no es un calendario bilingüe, no, sino que ha salido así. Las estrellas estaban ahí escritas y las hemos jala’o y las hemos baja’o para abajo, ¿verdad? Como dijo Simón Díaz cuando le preguntamos cómo había hecho la canción de “Caballo Viejo”. “Cuando el amor llega así de esta manera, uno no tiene la culpa… El cauca reverdece y el guamachito florece y la soga se revienta. Lalalalalalala…” Recordando a Simón Díaz, un gran artista, un gran cantor de sensaciones; en otros niveles de consciencia.

Bien pues aquí… “Año de la Innovación, de Startup”. Veníamos… Ahora lo ven más claro. Más claro, agua. Hemos puesto entre paréntesis la traducción “Poner en marcha”, porque es que “Innovación”, “Poner en marcha la Innovación”, no… Entonces de repente se nos coló este anglicismo y dijimos: “¿Y por qué no? ¿Por qué vamos a ser así, tan sectarios y solamente en español?”

Pues es el año en el que las condiciones de la Creación van a favorecer… a favorecer las innovaciones y ponerlas en marcha. Igual que el que ha pasado –porque vamos de 21 a 21 de diciembre- ha sido “El Año de la Confianza, de la Fantasía y de la Sorpresa”. Pues este año empezamos a innovar. Y, bueno, una forma de innovar es presentarles el lema del año y el calendario oracular. Porque el calendario oracular tiene dos caras. Esto que han visto tiene la cara A, que es el nombre, pero tiene la cara B. Y en la cara B están reseñados todos los hexagramas con su dictamen y sentencia. Evidentemente, esto lo tendrán en nuestra página web y cada mes… Ahí está, lo tienen.

ahí lo tienen. Pues ésta es una entrega que hemos hecho a todos los que hemos estado aquí hoy. Y bueno pues… ya tenemos una guía. Es un calendario como otro cualquiera, como el calendario caldeo, el asirio, el griego, el egipcio, el cristiano, el judío, el musulmán… Bajo la característica de que es oracular, es el oráculo del cambio, es bajo la guía celeste, bajo… bajo la suerte, la casualidad… El Libro del Cambio.

Y, bueno, los que sean aficionados al I-Ching –serios, ¿verdad?- creo que saben valorar esta idea que se nos ocurrió en determinado momento, que apareció como opción y la hemos estado viviendo varios años ya y hemos ido comprobando que el oráculo… afina mucho, ¡mucho!

Y, bueno, da la casualidad, ¡la casualidad!, la causalidad… y tienen ustedes ese gusto y privilegio que como mañana es luna llena, empieza otro oráculo, el día de hoy tiene un hexagrama para un solo día, del 21 del 12 al 21 del 12, o sea a las doce de la noche como la zapatilla de Blanca Nieves… no, de la Bella Durmiente… no, bueno, las dos, se desaparece la carroza. Pues es “El Aquietamiento”, “La Meditación” Partida, Partida, Entera, Partida, Partida, Entera. Y esto nunca nos había ocurrido, que el oráculo durara un día.

Y justo hoy es 21 de diciembre, cuando entra el invierno. Hoy empieza el invierno. Hoy es el día más corto y la noche más larga. Para nosotros, tianianos residentes en Tian, tiene un especial significado porque tal día como hoy, a instancias de un colega que está en otras instancias, Moisés, se decidió que la inauguración del Trazo Celeste, uno de los primeros trazos… Cuando decimos “vivimos en el ideograma viviente Tian” es un ideograma que tiene varios trazos. Pues el primer trazo le llamamos “Trazo Celeste”. El segundo “Trazo Terrestre”. Y el humano que está entre el cielo y la tierra. Y así culminamos el ideograma.

Pues bien, el Trazo Celeste, después de 9 meses de construcción se inauguró hace 27 años. 27 años, ¡guau! Como dice el tango “veinte años no es nada”… Veinte años no es nada, cuando cumplimos 20 años casi ni lo celebramos. Pero ya 27 como que… es algo, ¡es algo! Y desde aquí, agradecer al equipo que está llevando la dinámica del día, ¿no?, con sus pequeñas cosas: la comida, el aperitivo, el desayuno, el inter-medio, un poquito de danza, un poquito de fantasía, un poquito de la presencia del año… Ay, qué bárbaro ¿no? Sí, y claro… bueno, esto hay que fabricarlo y hacerlo. Y aunque había personas específicamente de organizar –que lo hacemos todos los años-, esta vez además ha habido una mayor participación con… con ese estilo que surge en Tian cuando se realizan situaciones creativas y de servicio, que tiene un algo, un algo… que no es fácil de encontrar o de saber o de ver. Y, bueno, y… Por ejemplo, fíjense, qué casualidad que nos han traído –Carlos Peláez- un vino que se llama “armonía”, ¿no?, en una botella de ésas grandes. Y oiga, estupendo el vino. Y ha sido acompañado de un asado… Un asado que ha sido proporcionado por la artesanía de Pablo Ramos. Estupendo. Una ensalada y una piña… ¡Una piña…!, no sé de dónde la han cazado pero el postre, que era piña, sensacional, ¡sensacional! Y, bueno…

O sea que el 21 27 años… 27 años ya que estamos en la localidad de Pozo Amargo provincia de Cuenca. Y 27 años que… que han pasado por estas estancias… sí, miles de personas y que siguen pasando. Algunos se quedan más tiempo, otros menos. Cada uno lleva su ruta. Algunos estuvieron al principio, hace 27 años, y ya no están, se fueron a otras estancias. Algunos estaban en la Escuela Neijing y ya no están en la Escuela Neijing, y también en su momento participaron de las obras, de la hormigonera, de la tierra, del pico, de la pala… Cada uno tuvo su momento y su época. Y en particular, para el Trazo Celeste, ¿no? Y bueno… algunos… algunos quedamos. Algunos quedamos y seguimos sintiendo –para los que…; esto es para los nostálgicos entre los que nos incluimos-, seguimos sintiendo un algo especial cada vez que entramos en esa estancia, en ese Trazo Celeste… ¡Hay algo! Hay algo ahí que nos… No solamente nos recuerda momentos, circunstancias, acontecimientos, porque ahí han pasado muchas cosas. Pero muchas cosas que han llegado al corazón, que han llegado al alma… y siguen pasando. Es decir que el Trazo Celeste es una permanente innovación. Porque permanentemente allí oramos, meditamos, contemplamos, hacemos qi gong, transmitimos… recreamos momentos de arte a propósito de temas significativos, como ahora lo haremos el 31 a propósito de “Rodando” –el título que nos convoca el 31 de diciembre-, a propósito del año nuevo cristiano, del Soplo krístico para ser más concreto.

Ahora que sabemos que el lema del año es la Innovación, vemos que ese lugar nos ha recogido permanentemente en innovaciones, ¿no? Ninguna meditación igual… ¡27 años! Ninguna oración repetida ¡en 27 años! ¡Nada se ha repetido! Esto… puede parecer como “Bueno, sí…” No, no nos parece habitual. Habitualmente, las situaciones se repiten pero aquí, en el Trazo Celeste, no ha habido ninguna repetición. Esto… a ojos de cualquiera es evidente que supone una novedad, una creatividad, una expresión poco habitual en el comportamiento humano, en la consciencia humana que suele y habitualmente se repite, ¿no?, y repite y repite… No. Aquí no.

Esto… significa… Esto significa que realmente tenemos que contemplar la innovación que, en este caso, da testimonio de ella un lugar, en este caso el Trazo Celeste del ideograma viviente Tian, como algo… posible. Sí, porque normalmente se suele decir que las innovaciones tardan en repetirse, ¿no?, que… bueno, de vez en cuando aparece una innovación, pero habitualmente no es frecuente que… No, no es así.

De ahí que el lema del año sea como una representación, un equivalente de la actividad del Trazo Celeste de Tian. Evidentemente, este lema del año no es sólo para tianianos o para personas de la Escuela Neijing, lo damos a conocer a todo el mundo, cada uno puede tenerlo en cuenta… o no, por supuesto. O sea que no es de nuestra exclusividad. Quizás, la exclusividad resida en que nosotros lo presentamos y lo hacemos y lo mostramos, nada más.

El hecho de que el Trazo Celeste sea un equivalente evidente, de evidencias –porque ahí están los registros-, de que es posible innovar todos los días. Todos los días innovar en aspectos espirituales, anímicos; innovar en humanidades, en proyectos, en propuestas… ¿Diariamente? No, no suele ser habitual.

De ahí que pareciera, ¡pareciera! –desde nuestra óptica; esto ya no es una evidencia sino una opinión-, desde nuestra evidencia, pareciera como si hubiera llegado el momento ¡ahora!... de que la actividad del Trazo Celeste, como Acogida Humana, esté ya preparada para… para que todo el que de alguna manera participe en la actividad de ese Trazo, de ese lugar, se sienta con la necesidad de innovar. Y a su vez, todo aquel que recoja –como todas las semanas hacemos, sacamos el lema orante de la semana-, eso se escucha, se dice en el Trazo Celeste. Entonces todo el mundo puede participar de un aspecto de lo novedoso.

De ahí que… en este plano de humanidad en el que estamos en este siglo XXI, que aparentemente todo cambia muy deprisa. Pero si se fijan, la mayoría de los cambios son repeticiones y ahondan en un mismo sentido: el poder, la ganancia, el triunfo, la meta… el principio, el fin… Y como venimos diciendo en este mes, el Homo Sapiens-Sapiens, el que sabe, el de la sabiduría, va despareciendo y va dando paso al Homus Economicus. El Homos Economicus, ése es el que se está haciendo con la realidad cotidiana. Y esa economía invierte e invierte e invierte… y produce y produce y produce… pero ¿qué hay de nuevo?

Si nos fijamos bien, las novedades no son… tan aparentemente sorprendentes y recreativas ¡y evolutivas!, como se nos presentan. Porque decir “novedades” es decir “algo nuevo”. Como se hablaba antes de “El Nuevo Mundo” por el descubrimiento de América. Y “nuevo” significa algo a estrenar, algo que empieza a funcionar, que es diferente a lo que había, que tiene otras características y otras propiedades.

El hecho –como decíamos hace un momento- de que este calendario oracular tenga ¡un día!, solamente para un día un hexagrama, y que ése sea “El Aquietamiento”… ¡y que ése sea! “El Aquietamiento”, “La Meditación”, quizás nos indica que para ser esa novedad y ponerse en marcha –startup-, para ponerse en marcha, se requiera –por ser la única vez que aparece ese hexagrama para un solo día-, sea hoy el comienzo y el día para meditar sobre… qué va a ser de nuestro invierno, qué va a ser de nuestras oscuridades, qué novedades luminosas van a emanar de ellas. Quizás también nos indica –porque es el Oráculo del Cambio y hay que interpretarlo-, quizás también nos indica que le debemos dar –por ser el primer día del oráculo-, que le debemos dar una especial significancia a la meditación.

Pero es que hay algo más… Y es que mañana, el siguiente hexagrama que ya abarca un mes, un mes lunar, es “La Contemplación”, “La Aceptación de la Totalidad”. Pasamos de la meditación… de un día, a la contemplación ya de un ritmo mensual lunar. Pareciera como si fueran… Y es curioso porque ya que estamos, leemos el tercero. El tercero es: “La Condescendencia”, “La Complicidad de lo Femenino”. Fíjense, pareciera como si… Para no hacer la lectura de todos los hexagramas, no es el objetivo; se podría pero no. Pero esas tres estancias sí son interesantes para ver que todo tiene una relación… oracular, teóricamente hecha al azar, con las monedas, etc.

Resulta que empezamos meditando sobre las novedades, las innovaciones que hay que poner en marcha. Luego contemplamos esas innovaciones para ponerlas en marcha. Y esas innovaciones que deben ponerse en marcha deben ser condescendientes y deben contar con la complicidad de lo femenino. Tanto hincapié que venimos haciendo en la Escuela Neijing a propósito de Inspiración Femenina… Inspiración Femenina como expresión de que lo femenino recupere su verdadera identidad y deje de ser un molde parecido al del varón y deje de ser una competencia y deje de ser un objeto sexual sí identificado y deje de ser una esclava y deje de ser un algo que está a años luz de la civilización masculina. Es como si nos dijera el oráculo que tenemos que meditar, tenemos que contemplar y tenemos que ser condescendientes con las innovaciones que vamos a realizar en base a lo que surja en esa meditación y contemplación porque la complicidad de lo femenino es fundamental.

Quizás sea mucho decir, ¿verdad?, que en alguna manera –en alguna manera, hasta donde hemos llegado en estos tres hexagramas- sea mucho decir que es un año de descubrir esa complicidad de lo femenino y en consecuencia descubrir muchas cualidades de lo femenino que permanecen ahí medio ocultas, semiocultas, calladas, a medias palabras, a medias verdades, no del todo verdades, duales, dudosas… Quizá la gran innovación que ronda es que ese femenino tenga un… un evidente aporte como tal, en pequeños corpúsculos por supuesto, en la incidencia cotidiana de nuestra socialización diaria.

Porque fíjense, el cuarto es “La Huella”, “La Inutilidad del Tiempo”. Es decir es como si… esa innovación dejara una huella; ya no podemos ir para atrás. Hemos marcado un instante de innovación y lo hemos puesto en marcha y el tiempo ya no puede jugarnos la pasada de someternos al pasado y el peso del pasado y lo que pasó en el pasado... "¡Porque lo que tú me hiciste…! Lo que nos hicieron…” No. Ya no. Y esto… esto es especialmente importante, el que nos veamos libres de la temporalidad. En consecuencia, estamos en plena efervescencia sin que haya principio ni fin porque el tiempo es… el gran esclavizador que nos pone en “empieza” y “termina”; y nosotros insistimos en que “se manifiesta” y “culmina” como el mecanismo neurolingüístico que nos permite ver y actuar de otra forma.

Pero es que después de “La Huella” y “La Inutilidad del Tiempo”, vendrá “La Verdad”, “La Fidelidad de lo Revelado”. La Verdad… La Fidelidad de lo Revelado, es decir que aquellas innovaciones que vayan apareciendo serán verdaderas. Y nuestro ser será fiel a lo que se ha ido revelando. Es todo un camino… que ya no puedo parar. Porque esa Fidelidad de lo Revelado, esa Verdad, nos lleva a “El Acercamiento”, a “La Fusión Progresiva”… a lo que es la vida en todos los ambientes, a lo que es La Creación. Y una vez que esto se va haciendo así, se va creando la auténtica alimentación de la forma, “La Trascendencia de lo Formado”, empezamos a ver que nosotros como seres formados, la vida como formada, tiene una trascendencia, no es empezar y terminar aquí.

Pero es que de ahí nos vamos a “La Serena Espera de lo Supremo”, ya la oración adquiere una categoría importante sin nombrarla. “La Acogida complaciente del que Busca” es… una mención a “Buscad y hallaréis.”

Y de ahí –ya vamos a hacerlo todo, claro; decíamos que no lo íbamos a hacer pero ¿ven?-, de ahí pasamos a “La Permanencia en la Cumbre”. Es decir, una vez llegado a esos puntos, permanecemos en una cumbre, en una culminación, y ahí permanecemos y eso da ocasión a lo que… “El Orgasmo Mantenido”. Hablar de orgasmo es hablar de sexualidad. Y hablar de sexualidad es hablar de algo más que genitalidad, es hablar no solamente de una proyección reproductora sino es hablar de una ejemplarización de enamorados amantes que como seres se funden y se hacen uno. Y esto como que es… conmovedor y que habitualmente no es así, sino que cada uno mantiene su parcela en su sitio, sus secretos, sus misterios, sus… Parece como si el hombre, en el amor, siempre se quedara a medias.

-Sí… pero no. Esto es mío, esto…

El hombre y la mujer: a medias. Y por eso “El Orgasmo Mantenido”, se mantiene cuando se permanece en la cumbre.

Y de ahí “Persiguiendo a la Luz”, “El que Sabe Aguardar Lo Prometido”. Persiguiendo a la Luz supone convertirse en un místico, un místico, un consensuado, un visionario del Misterio, un sentir el Misterio Creador, por eso “Persiguiendo a la Luz” y “Sabiendo aguardar lo prometido”, las promesas que casual, circunstancial, ocasional y suertudamente aparecen.

Y nos vamos a La Alkimia después, “El Caldero”, “La Alkimia del agua”. El agua… “Yo te daré de beber otra agua” decía el Soplo Krístico. El agua como ese elemento mágico, como ese elemento indispensable pero que a la vez es incoloro, inodoro, insaboro e insípido y tiene unas características realmente conmovedoras. Hace unos ratos hablábamos con Kan a propósito –un colega- del agua, a propósito y como sugerencia de nuestra parte de estudiar los mecanismos fisiológicos y metabólicos del agua. Y a partir de ahí van saliendo –y se insinuaba por su parte- fotones, protones… ¡Guau!, como toda una aventura en torno a los custodios del agua, a los calderos, los riñones básicamente. Toda una alkimia…

Es decir que después de Perseguir a la Luz y Saber Aguardar lo Prometido aparece la Alkimia… Considerarnos seres alkímicos que se reponen, que se restauran, que se regeneran, que se remodelan, que innovan continuamente.

Y pasamos de nuevo, fíjense, a “La Verdad”, “La Fidelidad de lo Revelado”… Es como si el ser, una vez que alcanza su posición alkímica, su posición de caldero, de ser un ser en permanente innovación con esa agua mágica, viera más allá de la otra verdad que habíamos visto.

De ahí se pasa a “La Solidaridad”, “La Comunión”. Claro, en la medida en que esa verdad se hace profunda, nos damos cuenta de que somos uno, que estamos ligados, estamos conectados, desde los más insignificantes seres hasta los más grandes, que podíamos ser nosotros desde el punto de vista de nuestras capacitaciones, nos necesitamos los unos a los otros. Adquirir esa consciencia ¡y que nos la van a permitir las circunstancias de la Creación por el oráculo!, así lo afirmamos en nuestro calendario oracular.

De ahí, de esa Solidaridad, de esa Comunión, entraríamos y culminaríamos todo el calendario en “La Disolución”, “El Valor de lo Fundido”. Sí, como dejar de ser… quiénes somos para ser los anónimos conspiradores, inspiradores y contempladores de la Creación.

Esta es la historia de todo un año oracular… vertiginosa sí y voraz. Y seguramente que hay que leerla o escucharla los que tengan interés en esta historia… Y que por primera vez lo hacemos, nunca habíamos hecho esta lectura, ver cómo el oráculo ha ido moviéndose de tal forma y de tal manera que ha dado un protagonismo especial a lo femenino, que se ha ido moviendo a través de nuestra naturaleza para alcanzar finalmente una disolución de nuestra propia naturaleza y fundirnos con la Creación. ¡Guau! Y empezábamos meditando ¿recuerdan?, ¡un día!, un día… Y luego contemplábamos. Y luego nos hacíamos condescendientes y luego entrábamos en la complicidad con lo femenino.

Pero fíjense el recorrido que nos augura el calendario oracular, toda una promesa de… de disposición por parte de la Creación que va a estar dispuesta cada mes con unos dones preferentes aparte de los dones que recibimos diariamente para hacer posible sentirnos vivos.

Lo que nos dice el calendario oracular es que a través de las innovaciones que vayamos gestando ¡y puestas en marcha!, todo este proceso se va a dar en nosotros.

Fíjense que es todo lo contrario al mundo actual, cómo se mueve… El materialismo atroz, el capitalismo voraz, el tener, el asegurar, el controlar, el dominar… Estamos en una propuesta, en un proyecto oracular ¡ffff!, absolutamente… en la inmaterialidad de lo azul… Bueno, esta “inmaterialidad de lo azul” es haciendo referencia a nuestro planeta azul. De empezar siendo estructuras quietas, meditativas, a pasar a ser estructuras disolutivas y fundidas… en consciencia, ¡en consciencia!

Y parecería un largo camino pero… bueno… Fíjense y esto ha sido un aviso del oráculo. Parecería un largo camino pero hemos tenido ¡un solo día!... como para meditar. Y hemos hecho caso al oráculo, sí, y hemos realizado una meditación… corta, intensa… o no, depende de lo que se tenga por corta o larga pero no ha llegado a una hora, por ejemplo, para hacernos una idea. Corta, intensa… y quizás –me atrevería a decir- muy aclaradora de lo meditado, de lo aquietado. Un solo día…

Esto nos da la idea de la Inutilidad del Tiempo –que había otro hexagrama que hablaba de ello en su sentencia- y nos coloca en esa idea de que, bueno, este año parece que… 2019, bueno, tendrá sus más… No. Va a ser volátil. ¿Y por qué va a ser volátil? Porque, como vemos, está todo ello en esa inmaterialidad. O sea… es como si la Creación… La Creación, el mundo hoy, nos reclamara –ya, bajando de nivel, eh-, nos reclamara una vida animista, una vida espiritual, una emocional, una vida afectiva, una vida enamorada. Como si el mundo materialista, dogmático y opresor, nos lo reclamara. Y al decir el mundo… somos nosotros mismos; no son otros que están por ahí, ¡no! Nosotros estamos ahí. Como si nosotros mismos nos reclamáramos. Pero ¿nos reclamamos nosotros? No. Es la Creación… el Misterio Creador… sitúenlo en el plano que quieran. El que nos reclama: “¡Eh, eh, eh! ¡No podéis seguir así! Ese estilo de vida os lleva a… al exterminio, a la sexta extinción –de la que se habla mucho-. ¡Eh, eh, eh!, tenéis que buscar otro recurso…” Y he aquí que con esas monedas que van cayendo y van dando su cara y su cruz, su yin y su yang, y su línea entera, su línea partida, nos descubren un camino, un camino absolutamente fantástico.

Claro, ahora mismo, desde un punto de vista muy material, podemos decir: “Guau… pero imposible.” ¡No, no, no! Bajo el signo oracular, bajo el signo de la Creación, no solamente no existen imposibles sino que… existe lo que La Creación en sus Fuerzas y en sus Capacidades nos brinda, los dones que se nos dan, ¡y van a salir de nosotros! Evidentemente, tenemos que estar dispuestos, y además de dispuestos ¡apuestos! Apuestos en el sentido de apostar por esas sensaciones que tengo… Apostar, ¡apostar por ser una innovación!, ¡y poner en marcha esa innovación! ¡Voy a apostar! Y no solamente apostar por nosotros, por cada uno, sino apostar por los demás. Yo apuesto por Ian. Yo apuesto por ti, María. Yo apuesto por ti, Rodrigo. Apostar… Y al apostar ¡lo apostamos todo! ¡Todo es… todo! No apuestas una parte y te quedas con otra por si acaso, por seguridad. No. ¡Apuesto! ¡Apuesto por ti! Apuesto por tu capacidad, por tu caridad, por tu beneficencia, por tu intención. Sin poner un termómetro… No soy un termómetro que pone: “Ah, bueno, has llegado a un punto…” ¡No, no! Apuesto por ello. Y seguramente, cada uno… pues, no responderá a nuestras perspectivas, a nuestra apuesta, no será “caballo ganador”… Pero no es una carrera, no tenemos meta, pero tenemos culminaciones, sí; y somos brotes permanentes que nuestro sentido es culminar y culminar y culminar y culminar… como el orgasmo mantenido.

Apostamos… Apostamos por una vida plena. Y una vida plena es aquella que haga lo que haga, lo hace… excluyendo cualquier otra cosa. No está a la vez manejando el wasap, pensando en el marinero, buscando las llaves del coche y a la vez dando un beso. No. Tampoco se trata de decir: “Dedíquese a una sola cosa…” ¡No, no, no! Tenemos multitareas. Sí, pero cada tarea que pueda surgir, en ese momento estamos ¡en ese momento!, no hay otra cosa. Apostamos al total, no hacemos varias apuestas…

Ésta es una forma, evidentemente, y no es limitante. Porque dentro de las múltiples demandas que se nos pide, pues ¿ahora toca barrer y limpiar? Pues a barrer y limpiar, y hacerlo bien, impecablemente. Y cuando culminemos –¡culminemos!- de barrer y limpiar, a lo mejor nos toca hacer una Historia de Vida, una Historia Clínica, y nos tenemos que poner la bata y decir:

-Buenos días… Buenas tardes, ¿cómo está usted?

-Pero ¿usted no era el que estaba limpiando antes?

-Sí. Pero ya he culminado esa limpieza. Ahora brota en mí un sanador y… Sí, yo era el que limpiaba antes. ¿Le molesta?

-No, no, no…

No le va a molestar, por supuesto.

En consecuencia, nos parece… bueno, cada vuelta alrededor de nuestro astro rey –que está en la mitad de su vida media, según dicen los astrónomos- es una aventura increíble, sin duda.

Como aventura es la hora que tenemos ya…

Es una aventura increíble. Y como aventura increíble, nos encontramos ante una novedad, ¡ante una innovación sensacional!, como ha sido este programa. Que pensábamos hablar del calendario oracular y del lema del año… pero resulta que hemos innovado y hemos hecho una lectura general de todos los hexagramas de todo el año. Esta innovación es como… como un jeroglífico ¿no? Ahora, cuando la escuchemos otra vez, veremos que en cada mes están incluidos todos los demás. Es como si hubiéramos descifrado un código genético. En estas ocasiones, decimos: “Estamos en El Aquietamiento… O estamos en La Complicidad de lo Femenino” y estamos ese mes pendientes de ello. Sí, es verdad, es verdad. Pero a la vez, ahora, tenemos incorporado todo el circuito, ¡todo el circuito!, todo el circuito… Nos hacemos quánticos. Sí, quánticos porque simultáneamente tenemos el sí y el no a la vez. No, sí o no; los dos están.

Y con esta innovación que hemos hecho de la lectura del calendario oracular, tenemos la opción y la posibilidad de entrar cada mes en la frecuencia que facilitadoramente nos da la Creación. Y a la vez, saber que esa facilitación está dentro de un proyecto, de un proyecto global que es la… animación, el animismo del ser, ¡el sentí-mentalismo del ser!, el no dejarse precipitar por el materialismo consumidor. Pero no como… combate, no. Opto por otra cosa. No lo voy a combatir, ¡estoy en ello! Estás en ese marasmo. Y tendré que ir a comprar, tendré que pintar, tendré que arreglar, tendré que viajar… Sí, pero la prioridad está en otro lado, la condescendencia está en otro lado, el ver la verdad está en otro lado, no en la que nos proponen los que se ejercitan en el poder y en el ejercicio de la violencia.

Sí…

Gracias por estar con nosotros en este nuevo Radio Pirata, en esta sexta entrega, porque ha sido sin duda un viaje apasionante, un viaje de innovaciones, de startup. Porque cuando queríamos innovar, algo nos decía que no, no… ¡todo no! Pero apareció el startup: “Ponlo en marcha”. Y pusimos en marcha toda la lectura sintética, abreviada, pero que nos da como el genoma del año desde el punto de vista… de el Misterio Creador.

Gracias por haber estado con nosotros. Saludos cordiales y hasta pronto.

Gracias al equipo técnico porque ha estado ahí, como siempre, encima, encima, encima. Isaía, Alia, el gerente, el garante, Abrahán el mago… y bueno, no sé quién más ha habido pero ha habido… varios, varios, muchos. El equipo técnico, gracias.

Ah, y gracias a algunos que han estado ahí en el Miradero. Ahí está Boel… que ya llegas a verme. Antes estabas más bajito. Has crecido… Yo te mido aquí por el Miradero. Antes eras bajito y no me mirabas, no me veías. Ahora ya me ves… y yo te veo a ti. Gracias a todos, gracias.

Gracias… Y a todos ustedes, los que no están por aquí cerca pero están más lejos, “las distancias… entre los dos –como decía la canción-, cada día es más larga, cada día es más cerca”. Salud. Shalom.